Dear reader,
You may have noticed that we’ve changed domains from Minestories to Solid Ground online, a name that more inclusively reflects our broad range of solutions for the mining and rock excavation industries. Rest assured, you’ll still be able to read and watch the ground-breaking content you’ve come to expect. Thanks for visiting.

<p>En la mina Glencore’s Kidd, a tres kilómetros de profundidad, los científicos han descubierto agua con una antigüedad estimada de dos mil millones de años.</p>
Mostrar pie de fotoOcultar pie de foto

En la mina Glencore’s Kidd, a tres kilómetros de profundidad, los científicos han descubierto agua con una antigüedad estimada de dos mil millones de años.

Agua prehistórica en una mina de Glencore

Científicos canadienses han descubierto un lago prehistórico en la mina de metales no preciosos más profunda del mundo, la mina Kidd de Glencore en Timmins, Ontario. Se calcula que el agua tiene una antigüedad de 2.000 millones de años y se descubrió a una profundidad de tres kilómetros. Según Barbara Sherwood-Lollar, geoquímica de la Universidad de Toronto, hay una cantidad considerable.

“Cuando la gente ve este agua, piensa que debe tratarse de una cantidad ínfima atrapada dentro de la roca”, dice Sherwood-Lollar. “Pero en realidad, está saliendo a borbotones. Tiene un caudal de bastantes litros por minuto – el volumen de agua es mayor que lo previsto”.

Analizando los gases disueltos en el agua freática antediluviana, los investigadores determinaron una antigüedad de al menos 2.000 millones de años, pero lo más interesante es su contenido de sulfatos. Estos minerales no fueron arrastrados desde la superficie sino producidos in situ. Eso significa que estos lagos podrían tener vida microbiana, multiplicando las zonas potencialmente habitables del planeta ya que estas rocas antiquísimas constituyen aproximadamente la mitad de la corteza continental de la Tierra.