Dear reader,
You may have noticed that we’ve changed domains from Minestories to Solid Ground online, a name that more inclusively reflects our broad range of solutions for the mining and rock excavation industries. Rest assured, you’ll still be able to read and watch the ground-breaking content you’ve come to expect. Thanks for visiting.

<p>Björn Rosengren, presidente y CEO del Sandvik Group habla de la industria minera con Minestories.</p>
Mostrar pie de fotoOcultar pie de foto

Björn Rosengren, presidente y CEO del Sandvik Group habla de la industria minera con Minestories.

Capitán de la industria

Björn Rosengren, presidente y CEO del Grupo Sandvik, habla sobre los desafíos que enfrenta la industria minera hoy y cómo podría evolucionar en el futuro.

Como presidente y CEO del Grupo Sandvik, a Björn Rosengren no le falta trabajo. Pero con su larga trayectoria al frente de varias multinacionales industriales suecas, es el candidato ideal para hablar de la situación actual y futura del mundo de la minería en general, y de Sandvik Mining and Rock Technology, en particular. Tuvo la amabilidad de compartir su tiempo y sus reflexiones con Minestories.

Con su larga trayectoria en la minería, ¿cómo ve la industria desde su actual posición?

Me apasiona la minería. Me dedico profesionalmente a esta industria, más o menos, desde 1998. Desde mi perspectiva, es una buena industria en la que trabajar, sobre todo cuando tu empresa es un referente mundial y está bien representada. Tengo la impresión de que, para muchos clientes nuestros, Sandvik es algo más que una empresa que vende a un cliente que compra; la minería se funda en relaciones sólidas.

La industria parece estar recuperándose, sobre todo el precio de las materias primas. ¿Cómo influye a Sandvik esta recuperación?

Sí, había sido una caída bastante fuerte. La recuperación del mercado el último año, en realidad, es fruto de las inversiones realizadas. No creo que se trata de una expansión a gran escala. La producción minera registra un crecimiento anual del 1-2 por ciento, muy similar al crecimiento durante la recesión. El crecimiento ha sido sostenido pero con los bajos precios cayeron las ganancias de las minas y eso incidió en el volumen de inversiones.

¿Cómo y hacia dónde debe evolucionar la industria minera en el futuro inmediato?

Los precios de los minerales influirán en el comportamiento de las empresas. En el caso concreto de Sandvik, llevamos desde 2005 esperando una expansión de las minas automatizadas. De hecho, ya a finales de los años 90, teníamos una oferta muy desarrollada de productos de minería autónomos. Pero con cada recesión, baja la liquidez, obligando a recortar gastos. Ahora que los precios de los minerales vuelven a subir, nuestra tecnología ha evolucionado. Estoy convencido de que las minas emprenderán un proceso rápido de automatización gracias a la tecnología disponible. La velocidad a la que se produce este proceso puede variar en función de los precios pero la dirección es muy clara. Tenemos la suerte de ser líderes del mercado con una oferta tecnológicamente avanzada. También tenemos productos estándar que pueden tener un impacto positivo inmediato en la productividad. La mayoría de las inversiones busca extraer el mineral de forma segura a menor costo.

<p>Rosengren dice: “Sandvik es un líder mundial con una amplia gama de equipos”.</p>

Rosengren dice: “Sandvik es un líder mundial con una amplia gama de equipos”.

¿Cómo cree que la minería y la excavación podrán mejorar la sostenibilidad de sus operaciones? ¿Qué está haciendo Sandvik para facilitar este proceso?

En cuanto a la sostenibilidad, las empresas mineras son de las más vigiladas del mundo, sobre todo las que cotizan en bolsa. Cumplen las normativas, tanto a nivel local como global. Es vital, y las normativas y exigencias que deberán cumplir serán cada vez más estrictas, también en lo referente a sus políticas medioambientales y cómo tratan a sus trabajadores. La seguridad, también, es una prioridad absoluta. Creo que la tecnología de nuestros productos ayuda a nuestros clientes a ser más seguros y más sostenibles; ambas cosas van de la mano. La automatización, motores más eficientes, la tecnología de baterías, ayudan a mejorar las condiciones medioambientales. Nuestra ambición y nuestra estrategia de cara al futuro es ayudar a nuestros clientes a ser productivos y seguros.

¿Qué es lo que le apasiona más en la industria minera? ¿Y por qué?

Me gusta la minería subterránea, sobre todo la de roca dura. Es precisamente donde Sandvik puede entregar el máximo valor por tonelada excavada. Y donde se necesita la tecnología más avanzada. Cuando se trata de eficiencia y productividad, aquí es donde nos centraremos. El sueño de toda empresa minera es dejar atrás las tronaduras, por las dificultades logísticas que siempre entraña.

La demanda de materias primas cambia con el tiempo, diferentes tecnologías y métodos de fabricación. La industria minera, ¿tendrá que cambiar sus prioridades en el futuro?

Hoy, el oro y el cobre impulsan la mayor parte de nuestra actividad. Creo que crecerá la actividad minera en torno al litio, aunque los recursos sean bastante limitados. Y se seguirán extrayendo cantidades importantes de cobre en el futuro, aunque se hayan producido tensiones en los precios. En el tema de la excavación de minerales, muchos se caracterizarán por una mayor dificultad de acceso. Muchas veces, se encuentran a mayor profundidad, obligando a extraer más roca para obtener la misma cantidad de minerales. Forma parte de la naturaleza humana innovar y buscar soluciones para extraer los minerales, incluso si para ello hay que buscar bajo el agua (más información sobre el proyecto ¡VAMOS! en la página 33). Mientras haya minerales, habrá minería. La clave está en hacerlo de forma responsable.

¿Qué diferencia a Sandvik de las otras empresas con las que ha colaborado?

Todos conocen nuestros puntos fuertes: Sandvik es un líder mundial que ofrece una amplia gama de equipos especializados en la excavación mecánica así como en la trituración, carguío, transporte y perforación. En eso no nos diferenciamos mucho de nuestro principal competidor. Con el tiempo, esto cambiará. Presentaremos ideas innovadoras y productos nuevos pero lo positivo en todo esto es cuando hay dos actores tan fuertes, el foco en la I+D impulsa a mejorar. El resultado es una organización con una identidad única, volcada en las tecnologías nuevas y las prestaciones. Nuestros clientes pueden contar con nuestra calidad y la calidad es algo en que las empresas mineras no están dispuestas a transigir.