Dear reader,
You may have noticed that we’ve changed domains from Minestories to Solid Ground online, a name that more inclusively reflects our broad range of solutions for the mining and rock excavation industries. Rest assured, you’ll still be able to read and watch the ground-breaking content you’ve come to expect. Thanks for visiting.

Dilución resuelta

CRESCENT VALLEY, NEVADA. Minimizando la dilución del mineral, Klondex Mines ha logrado producciones nunca vistas en su operación insignia, Fire Creek, la mina de oro con la ley más alta del mundo.

Craig Roberts utiliza un telecomando para operar un cargador de menos de 2 metros en un escalón donde apenas cabe. Unos minutos después, la unidad sale marcha atrás, su balde lleno de mineral de oro y plata de alta ley. El material será luego transportado 160 kilómetros hasta una planta en otra mina de Klondex Mines donde será procesado.

Las 300 toneladas diarias de mineral que extraen de Fire Creek –en el centro-norte de Nevada– tienen una ley de cabeza de casi una onza de oro por tonelada. Para Sid Tolbert, gerente general de la mina, la rentabilidad depende de mantener esa alta concentración de mineral.

Craig Roberts, utiliza un control remoto para operar a distancia los cargadores Sandvik de dos metros en las estrechas galerías de Fire Creek.

Craig Roberts, utiliza un control remoto para operar a distancia los cargadores Sandvik de dos metros en las estrechas galerías de Fire Creek.

“Llevo 25 años trabajando en la minería y nunca he visto un mineral con las leyes que tenemos en Fire Creek”, dice Tolbert. “Con estas leyes altas en vetas angostas, el objetivo es mantener una dilución baja y nuestros mineros son auténticos expertos. Para asegurar la máxima ley posible en cada tonelada que extraemos, excavamos galerías muy estrechas con un control muy preciso, utilizando la técnica de corte y relleno. Nos aseguramos de que cada tonelada que es enviada al molino sea una tonelada con valor”.

Tolbert habla de manera suave y personifica la evolución silenciosa de Klondex, de empresa de exploración con una sola mina hasta productor de oro y plata de tamaño medio, con cinco minas en EE.UU. y Canadá. Gran parte de su éxito se debe a la adquisición y transformación de explotaciones antiguas de veta angosta. Pero desde que su presidente Paul Huet tomara las riendas de la empresa en 2012, el crecimiento en la mina insignia de Fire Creek solo ha sido orgánico.

Estaba destinada a convertirse en una mina de superficie, pero Klondex inició la explotación de Fire Creek bajo una autorización de muestra masiva a fines de 2013. Cuatro años después, la operación subterránea producía 108.126 onzas de oro equivalente (GEO), casi un 40 por ciento más que en 2016 y más de la mitad del total de 189.456 GEO producidas por Klondex en 2017.

“Fire Creek es un yacimiento asombroso”, dice Tolbert. “Aún desconocemos su potencial máximo pero a medida que perforamos, exploramos y desarrollamos la mina, las reservas aumentan. Descubrimos continuamente estructuras de veta explotables de alta ley”.

Menos del cinco por ciento de los yacimientos auríferos del mundo tienen una ley superior a 10 gramos por tonelada. Pero la ley de cabeza de Fire Creek sobrepasa los 25 gramos. El cuerpo mineralizado se encuentra a unos 1.700 metros por encima del nivel del mar, en los cerros que dominan la diminuta población de Crescent Valley. Las vetas primarias Vonnie y Joyce tienen un ancho de entre 1,5 metros y tan solo 15 centímetros. Para extraer el mineral, Klondex utiliza una combinación de tiro largo, corte y relleno y explotación con rellenos provisionales.

Una operación así exige una flota móvil diversa, desde jumbos Sandvik que desarrollan galerías de desarrollo de 5 metros por 5 metros hasta cargadores Sandvik de veta angosta de 2 metros para la carga remota que Tolbert llama “bestias de carga” .

“Los usamos en la veta, manteniendo la dilución en el 3 por ciento respecto a los niveles de diseño”, explica.

Según Rosco Hamilton, encargado general de la mina, la naturaleza de la operación convierte la confiabilidad de los equipos en un factor crítico.

Klondex Mines

Klondex Mines, un productor canadiense de oro y plata de tamaño medio, especializado en la minería de vetas angostas. Explota la mina Fire Creek y la mina y molino Midas en Nevada, así como la mina y molino True North en Manitoba, Canadá. También es propietaria de la mina Hollister y la mina y molino Aurora en Nevada.

“Cualquier problema hunde el volumen de producción y eso repercute en la rentabilidad”, dice Hamilton. “Todo tiene que funcionar de primera; no hay margen de error. No se puede corregir si el escalón no rinde lo previsto”.

<p>Para asegurar la confiabilidad, Klondex ha asociado a Sandvik en el mantenimiento de todos los equipos móviles de Fire Creek bajo un contrato Sandvik 365 Expertise On Site.</p>

Para asegurar la confiabilidad, Klondex ha asociado a Sandvik en el mantenimiento de todos los equipos móviles de Fire Creek bajo un contrato Sandvik 365 Expertise On Site.

<p>La mina de oro Klondex Fire Creek tiene reservas probadas y estimadas de 294.000 onzas de oro equivalente (GEO) con una ley de 1,226 GEO por tonelada.</p>

La mina de oro Klondex Fire Creek tiene reservas probadas y estimadas de 294.000 onzas de oro equivalente (GEO) con una ley de 1,226 GEO por tonelada.

Para asegurar la confiabilidad, Klondex ha dejado a Sandvik el mantenimiento de los equipos móviles de Fire Creek.

“La ventaja para nosotros es que podemos contar con el poder de compra de Sandvik para asegurar la disponibilidad de repuestos”, explica Tolbert. “Tenemos el almacén aquí mismo. No hace falta guardar los repuestos en la mina y eso reduce considerablemente nuestros costos de mantenimiento. Y, con la disponibilidad de repuestos garantizada, aseguramos la continuidad en la producción”.

Bajo el contrato de mantenimiento Sandvik 365 Expertise On Site, técnicos de Sandvik también se encargan de las estrategias y programación del mantenimiento, la planificación y previsión de repuestos, así como la localización de fallas.

“El servicio que nos brinda Sandvik es excelente”, dice Tolbert. “Es un placer trabajar con sus empleados; contar con proveedores como Sandvik da mucha confianza”.

Agrega Hamilton: “Sandvik es muy flexible en su repuesta a nuestras necesidades diarias ya que estas cambian continuamente. Si un cargador se avería y hoy resulta que solo estamos trabajando en ese escalón en concreto, lo dejan todo para repararlo enseguida”.

Según Neil Miller, jefe de mantenimiento de equipos móviles de Klondex, a pesar de la antigüedad de la flota de Fire Creek, los costos de explotación de los equipos móviles no pasan del 21 por ciento de los costos totales.

“Si se nos avería un camión, perdemos unos 250.000 dólares diarios en producción perdida. Es vital que nuestros camiones y cargadores no tengan problemas”, continúa Miller. “Fire Creek tiene una importancia crítica para la rentabilidad de Klondex Gold, por la alta ley del mineral y el bajo volumen de extracción. No pueden fallar los equipos. Todo tiempo improductivo nos perjudica”.

Neil Miller, gerente de mantenimiento de equipos móviles de Klondex, señala que los costos operativos de la flota no superan el 21 por ciento de los costos totales de operación, pese a la antigüedad de los equipos.

Neil Miller, gerente de mantenimiento de equipos móviles de Klondex, señala que los costos operativos de la flota no superan el 21 por ciento de los costos totales de operación, pese a la antigüedad de los equipos.

Bajo el contrato, Sandvik suministra repuestos genuinos e imparte capacitación técnica al personal de mantenimiento de Fire Creek.

La mina de oro Fire Creek

La mina de oro Fire Creek se destaca por tener la ley de mineral más alta del mundo. Ubicada en el centro-norte de Nevada, 100 kilómetros al oeste de Elko, las reservas probadas y probables de Fire Creek ascienden a 229.000 onzas de oro equivalente (GEO). La superficie total que cubre la mina es de unas 6.900 hectáreas. Klondex utiliza una combinación de tiro largo, corte y relleno y explotación con rellenos provisionales para extraer el mineral de alta ley.

“La capacitación se traduce directamente en un aumento de la confiabilidad”, especifica Miller. “Puede haber mucha disponibilidad, pero si la unidad no es confiable, no estará a punto cuando la necesitemos para abrir galerías o sacar tierra”.

Gracias al contrato de mantenimiento, el tiempo medio entre fallas ha aumentado y el tiempo improductivo ha bajado, permitiendo a Klondex centrarse en la producción y sus procesos básicos.

La empresa prevé continuar la expansión de la mina durante 2018, desarrollando el acceso primario y avanzando en un segundo portal. Los resultados de la perforación de exploración confirman el potencial de expansión.

“Fire Creek tiene un futuro que promete mucho”, afirma Tolbert. “A medida que entramos en zonas nuevas, encontramos cada vez más vetas de alta ley. Son tiempos apasionantes. Por fin, hemos iniciado la producción y sale un flujo constante de material de la mina. Iniciaremos ampliaciones en un futuro próximo; queremos construir un futuro aquí que dure décadas”.

La flota Sandvik en Fire Creek

3 cargadores Tamrock EJC65
3 cargadores Sandvik LH410
2 jumbos Sandvik DD210
2 empernadores Sandvik DS311
1 cargador Sandvik LH202
1 cargador Sandvik LH204
1 jumbo Sandvik DD311
1 jumbo Axero D07