Dear reader,
You may have noticed that we’ve changed domains from Minestories to Solid Ground online, a name that more inclusively reflects our broad range of solutions for the mining and rock excavation industries. Rest assured, you’ll still be able to read and watch the ground-breaking content you’ve come to expect. Thanks for visiting.

Excelencia en excavación

El contratista checo Metrostav va camino a entregar en plazo un túnel caminero en el remoto noroeste de Islandia, gracias al rendimiento récord de un jumbo de tunelaje Sandvik DT1131i y al software de gestión de tunelaje iSURE.

Con su puesta en servicio, el túnel de Dyrafjordurgong, de 5,3 kilómetros de largo, tendrá un gran impacto en la economía regional, comparable al del túnel del Vestfjardagong de 9,1 kilómetros, construido en 1996. Por eso, por medio de actualizaciones semanales en Facebook, la comunidad sigue con mucho interés el progreso de esta obra de 69 millones de euros. Y, hasta ahora, parece apreciar lo que ve.

La carretera debe ser inaugurada en septiembre de 2020 y Metrostav marcha sin problemas hacia el cumplimiento de plazos. Josef Malknecht, jefe de proyecto de Metrostav, explica sin embargo que una operación de este tipo es un juego de números con muchas variables.

“Trabajamos las 24 horas del día, por turnos, 6 días por semana”, dice Malknecht. “Cada ciclo de planificación, perforación, carga, tronadura, despeje y fortificación tarda unas 7 horas. Pretendemos avanzar por lo menos 5 metros por ciclo y el récord para completar un ciclo es de 6 horas y 16 minutos”.

Para cumplir sus objetivos, Metrostav necesita un jumbo de perforación capaz de asegurar un rendimiento regular con el mínimo de interrupciones. Si bien el avance récord de 105 metros en una semana causó una gran alegría, Malknecht explica que el objetivo más importante es un progreso regular; en una operación con un solo frente de ataque, cualquier problema con el equipo paraliza toda la operación.

“Prevemos un avance mínimo de 80 metros a la semana, pero nuestro objetivo es lograr un avance semanal regular de 90-95 metros”, dice. “El tiempo escasea y cualquier falla puede mandar al traste semanas enteras de buen trabajo. Por ello, es imprescindible contar con una máquina confiable”.

Se eligió un Sandvik DT1131i como único jumbo de tunelaje para el proyecto. Desde una perspectiva de gestión, es una opción atractiva porque un solo operador puede controlar todo el proceso de perforación con múltiples brazos. Además, comprando una máquina nueva, se reduce aún más el riesgo de problemas.

Podemos extraer los datos de la propia perforadora, analizar la velocidad de penetración y aprender algo para que la próxima perforación sea mejor.

“Aquí las cosas funcionan de otra manera”, dice Malknecht. “Hay poca gente en Islandia y todos están acostumbrados a ser pluriempleados”. No es la primera vez que Malknecht se enfrente a los desafíos que supone trabajar en climas subárticos. Entre 2013 y 2017, Metrostav completó un túnel carretero de 7,6 kilómetros de largo en otra zona del país, antes de dirigirse a los Westfjords.

“Durante al menos tres meses al año, las carreteras de acceso al portal sur suelen estar cerradas, con ventanas de apertura programadas de unos pocos días cada cuatro semanas”, explica Malknecht. “Con opciones limitadas de transporte, tenemos que acopiar suministros y asegurar el buen estado de mantenimiento y la confiabilidad de todos los equipos que necesitamos. Al haber usado equipos Sandvik en el túnel anterior, sabíamos que podíamos contar con ellos para este proyecto”.

Tomáš Janoušek, jefe de obra de Metrostav, se deshace en elogios cuando habla del rendimiento del Sandvik DT1131i. “Desde la comodidad de un solo puesto de trabajo, nuestros operadores pueden operar múltiples brazos”, observa. 

La solución Sandvik

  • Un jumbo de tunelaje Sandvik DT1131i, apto para túneles entre 20 y 177 m2.
  • Un Sandvik DT1130-SC, disponible como equipo de reserva.
  • Los ingenieros utilizan software iSURE para la gestión de túneles para crear las mallas de perforación, diseñar la tronadura y analizar la información recibida desde el Sandvik DT1131i.
  • Metrostav también utiliza herramientas para rocas de Sandvik, incluyendo adaptadores de culata y acoplamientos. Las nuevas brocas de Sandvik fueron probadas en febrero.
  • El servicio se presta desde el centro de soporte global de Sandvik en Reikiavik, Islandia.

“Somos un equipo de pocas personas y es una característica que valoramos mucho”.

La montaña que atraviesa el túnel está hecha mayormente de basalto, la roca volcánica más común del planeta. Aunque no es una roca dura, hay mucha variedad, desde cristales gruesos de varios milímetros de ancho hasta un basalto de grano mucho más fino. En cavidades y bolsas dentro del basalto, se han encontrado minerales menos comunes, como chabazita y thomsonita, rica en calcio. Eso obliga al equipo a disponer de un proceso para analizar la roca y el perfil después de cada tronadura.

“La geología nos echa una mano pero nuestro éxito se debe a una combinación de muchas cosas”, dice Janoušek. “Estamos bien organizados y todo el mundo conoce bien su trabajo. Tenemos una perforadora de calidad pero la clave de la productividad reside en el software iSURE. Permite a nuestra gente dar lo mejor de sí, sobre todo en los puntos donde el túnel cambia de perfil”.

Según el topógrafo Lubomír Krchňavý, iSURE es mucho mejor que el software que había usado antes. “Es un software más moderno, con una funcionalidad mejorada y, más importante aún, mucho más preciso”, explica.

“Después de hacer una malla de perforación, es muy fácil modificarla para hacer otra”, continúa. “Podemos extraer los datos de la propia perforadora, analizar la velocidad de penetración y aprender algo para que la próxima perforación sea mejor”.  

Dentro del proyecto del túnel, iSURE crea automáticamente carpetas para la tabla de curvas, perfiles de túnel, planos de perforación, datos del láser de navegación, conjuntos de navegación y ficheros relacionados como fotografías. Cuando el software se aprovecha al máximo, se ahorra mucho tiempo.

Ari Laitinen, gerente de desarrollo de negocios de perforación en Sandvik, está muy satisfecho de ver cómo un cliente obtiene todos los beneficios de combinar un Sandvik DT1131i y el software de diseño de perforación y tronadura iSURE.

“Es un placer ver a los clientes hacer un plan al inicio de la ronda de tronadura y obtener un rendimiento completo y la calidad del perfil deseada al finalizar la tronadura”, dice.

<p>Sandvik iSURE crea automáticamente carpetas para la tabla de curvas, perfiles de túnel, planos de perforación, datos del láser de navegación, conjuntos de navegación y archivos relacionados como fotografías.</p>

Sandvik iSURE crea automáticamente carpetas para la tabla de curvas, perfiles de túnel, planos de perforación, datos del láser de navegación, conjuntos de navegación y archivos relacionados como fotografías.

Laitinen también valora positivamente que el cliente tenga en cuenta el costo total de propiedad. “Metrostav ve más allá de la velocidad neta de penetración”, resume. “La confiabilidad y la durabilidad del equipo de perforación y la facilidad del mantenimiento preventivo aseguran una alta disponibilidad del Sandvik DT1131i. En un proyecto como este, en el que el progreso regular es un factor vital de éxito, impacta enormemente en el costo total. Metrostav necesita equipos con un rendimiento óptimo y una disponibilidad máxima para acabar puntualmente el proyecto con una buena rentabilidad”.

“Nuestro último proyecto en el norte del país benefició a mi propia ciudad”, cuenta la ingeniera de Metrostav Kristinn Gylfason. “Desde su apertura, ha habido un incremento del tránsito del 50 por ciento, por encima de las previsiones antes construir el túnel. Es en parte turismo, pero también han aumentado las oportunidades económicas. Las dos pequeñas ciudades que el túnel conecta puedan trabajar conjuntamente de manera efectiva por primera vez.

“Aquí en Westfjords, el túnel ahorra 25 kilómetros de viaje”, explica. “No parece mucho pero en una zona montañosa, con carretera parcialmente de ripio, con mucho viento y a menudo nieve, puede representar un ahorro de tiempo de 45 minutos”