Dear reader,
You may have noticed that we’ve changed domains from Minestories to Solid Ground online, a name that more inclusively reflects our broad range of solutions for the mining and rock excavation industries. Rest assured, you’ll still be able to read and watch the ground-breaking content you’ve come to expect. Thanks for visiting.

<p>Fernando Viezcas, gente de operaciones subterráneas en Agnico Eagle.</p>
Mostrar pie de fotoOcultar pie de foto

Fernando Viezcas, gente de operaciones subterráneas en Agnico Eagle.

Resuelve rompecabezas

Objetivos ambiciosos y un entorno complejo resultan en constantes desafíos para Fernando Viezcas, gerente de operaciones subterráneas de la mina de oro Pinos Altos, de Agnico Eagle, en el norte de México. Sandvik –con sus herramientas de alto rendimiento y la presencia permanente de tres técnicos– le da confianza y tranquilidad.

¿Cuál es su papel en pinos altos?

Soy responsable de las actividades subterráneas. Eso incluye coordinar la producción, desarrollo y construcción conforme a las normas de seguridad.

Entré a Agnico Eagle en 2007, como miembro del equipo de planificación inicial. Una vez en marcha la producción, fui nombrado sucesivamente supervisor, jefe de mina y luego superintendente. Las oportunidades que he tenido en Agnico han sido fantásticas y estoy muy agradecido por la confianza que han depositado en mí.

¿Cuáles son sus principales desafíos?

Sin duda, este año ha sido el más complejo a nivel profesional, con el objetivo de aumentar la producción en un 40% . Es un desafío que todos estamos decididos a cumplir, sin comprometer la seguridad de los trabajadores.

Para lograr nuestros objetivos, hemos tenido que invertir en más máquinas y más recursos humanos, pero también en más infraestructura. A medida que ampliamos la actividad subterránea, necesitamos más ventilación, más espacio para el relleno; el nivel de exigencia es cada vez mayor. Es un enorme rompecabezas logístico.

¿Cómo afecta al servicio la ubicación de la mina?

Pinos Altos está a casi 3.000 metros sobre el nivel del mar. La roca aquí es muy dura y fracturada y eso impone un esfuerzo adicional a las herramientas de roca, en un entorno en el que no podemos parar.

El aeropuerto internacional más cercano se encuentra a cinco horas por carretera. Por eso, debemos tener a mano todo lo que necesitamos –suministros, personas, repuestos– para no tener que interrumpir la producción.

¿Cómo ayuda Sandvik a afrontar esos desafíos?

Sandvik nos asegura desde hace tiempo un apoyo total; no he tenido que dedicar tiempo a buscar alternativas. Actualmente, Sandvik nos provee de todas nuestras perforadoras subterráneas porque tienen la confiabilidad y la flexibilidad necesarias para sobrellevar las duras condiciones de trabajo aquí.

Fernando Alonso Viezcas Luevano

Edad: 38

Cargo: Gerente de operaciones subterráneas

Nacido en: Chihuahua, Mexico

Vive en: Camargo, Chihuahua, Mexico

Familia: Casado. Tres hijos varones

Aficiones: Caminar por el campo en Chihuahua

¿Cómo describiría su relación con Sandvik?

Contamos con el apoyo permanente de tres técnicos de Sandvik, que trabajan aquí en la mina los 365 días del año. Es una condición imprescindible de nuestro convenio. Lo que marca la diferencia es su plena integración como miembros del equipo. No solo se encargan del mantenimiento de las máquinas de Sandvik sino también ofrecen asesoramiento proactivo y ayudan a nuestros propios técnicos a desarrollar sus competencias.