Dear reader,
You may have noticed that we’ve changed domains from Minestories to Solid Ground online, a name that more inclusively reflects our broad range of solutions for the mining and rock excavation industries. Rest assured, you’ll still be able to read and watch the ground-breaking content you’ve come to expect. Thanks for visiting.

Rendimiento en potasa

ZIELITZ, ALEMANIA. Equipos eficientes y confiables son vitales para la planta de Zielitz de K+S KALI GmbH, una de las operaciones de extracción de potasa más modernas e importantes del país.

Con una producción anual de sal bruta de 12 millones de toneladas desde un solo pozo, la mina Zielitz –de K+S KALI GmbH– es una de las minas de potasa más eficientes del mundo. La producción se convierte en dos millones de toneladas anuales de fertilizantes, sal de uso doméstico y sales de uso técnico para clientes de todo el mundo.

La operación ocupa un área subterránea equivalente ya a la de la cercana ciudad de Magdeburgo aunque sea la mina de potasa más nueva de Alemania, ya que entró en producción en 1973.

El depósito de Zielitz, con su espesor y altos contenidos, es uno de los más valiosos de Alemania. Se extiende hacia el este del río Elba, hacia Wolfsburg, a una profundidad de 1200 metros.

En la mina trabajan unos 1800 empleados que operan una flota de equipo minero eficiente y productivo. Zielitz inició su colaboración con Sandvik en 2011 para implementar la tecnología de corte mecánico en la mina.

Fue cuando K+S vio un potencial de acceso más rápido al área de depósito desarrollando calzadas en lugar del método de perforación y voladura utilizado hasta entonces.

Holger Kohlhauser es el responsable de la producción en Zielitz.

“Nos permitió aumentar la excavación y el desarrollo de paneles, lo que asegura de manera significativa la productividad de la mina por años”, dice Kohlhauser. “Nos pusimos una meta en términos de rapidez. Queríamos acceder al área de minería de Zielitz 2 cuanto antes para asegurar la capacidad de producción de la mina”.

Holger Kohlhauser, es responsable de producción en la mina de potasa Zielitz de K+S KALI GmbH.

Holger Kohlhauser, es responsable de producción en la mina de potasa Zielitz de K+S KALI GmbH.

Zielitz invirtió en un Sandvik MB770 de minería continua y una rozadora MT520, así como cuatro camiones TH540 para transportar la sal extraída hasta las cintas transportadoras.

Michael Kiesler es uno de los operadores de la MT520 para el desarrollo de calzadas.

“La potencia que tiene es fascinante”, dice de la rozadora. “Y diría que la vibración, la forma en que la máquina trabaja, ha mejorado con el corte autónomo. Antes, solíamos cortar tres metros por turno, era lo que lográbamos trabajando con un camión. Ahora logramos 4,2 metros, y 5,6 trabajando con dos”.

La capacidad de corte automático de la Sandvik MT529 y del jumbo MB770 ha demostrado ser una gran ventaja, especialmente durante los cambios de turno. Cuando los operadores dejan la rozadora y el minero en funcionamiento, se puede posicionar un camión debajo para ser cargado hasta que el proceso se detiene automáticamente cuando está lleno.

La planta de potasa de Zielitz

A unos 20 kilómetros de Magdeburgo, en Alemania Central, la planta de potasa de Zielitz es la mayor de las cinco minas de K+S KALI GmbH, con un 30 por ciento de la producción total. Es una de las minas de potasa más grandes y modernas del mundo, con una producción anual de sal en bruto de 12 millones de toneladas. La planta produce unos dos millones de productos comercializables al año, incluyendo fertilizantes de potasa y sales técnicas y de uso alimenticio. Zielitz inició la producción en 1973 y ha formado parte del grupo K+S desde que las industrias de Alemania oriental y occidental se fusionaron en 1993. La planta tiene 1800 empleados.

“La ventaja de este corte sin personal es que las máquinas operan por más tiempo”, dice Kohlhauser. “En algo más de un año, la máquina trabajó automáticamente unos 90 metros, son metros que se extrajeron gratis”.

En 2015, K+S y Sandvik colaboraron en el desarrollo de una capacitación interactiva en el uso de equipos para el corte mecánico. Sandvik implementó el concepto con una herramienta de simulación que permitió a los operadores prepararse con un entrenamiento realista para las condiciones reales de aplicación en el subsuelo.

Basándose en una animación 3D de un jumbo minero Sandvik MB770 en combinación con material fotográfico de los equipos, la herramienta ayudó a los operadores a identificar riesgos y entender los dispositivos de seguridad.

“Tratamos de transmitir, de manera comprensible, la compleja relación que existe entre la seguridad y la operación de todos los equipos. Transmitir, aprender y comprobar. Son los tres componentes de la herramienta de capacitación interactiva”.

Además de la rozadora Sandvik, el minero continuo y los camiones, Zielitz confía en una flota de cargadores subterráneos LH621 que llevan por vez 21 toneladas de sal en bruto a las cintas transportadoras de la mina.

De los cerca de 300 camiones LH621 en operación en el mundo, un diez por ciento se usan en las minas de sal y potasa de Alemania y América del Norte.

“Empezamos con el primer cargador Sandvik en 2011. Ahora tenemos siete y para fines de años tendremos nueve”, dice Kohlhauser. “ Es una muestra de su rendimiento”.

Dirk Güldenpfennig está parado junto a la cabina de un Sandvik LH621. Ha sido uno de sus operadores desde la adquisición de esa unidad, en 2013.

<p>Además de una rozadora, un minero continuo y camiones, Zielitz también opera una flota de siete cargadores subterráneos Sandvik LH621.</p>

Además de una rozadora, un minero continuo y camiones, Zielitz también opera una flota de siete cargadores subterráneos Sandvik LH621.

<p>Michael Kiesler, operador de la rozadora Sandvik MT520 en la mina de potasa Zielitz de K+S KALI GmbH.</p>

Michael Kiesler, operador de la rozadora Sandvik MT520 en la mina de potasa Zielitz de K+S KALI GmbH.

“Se conduce bien”, dice Güldenpfennig. “Tiene potencia. Es un gran vehículo. Tiene un motor que trabaja perfectamente con la hidráulica y la transmisión. Es fácil de operar, todo trabaja bien en conjunto. Y con las pendientes tan desparejas que tenemos aquí eso es muy importante”.

El departamento de producción de la mina está muy satisfecho con el rendimiento de los equipos Sandvik y espera que la estrecha relación de colaboración entre Zielitz y Sandvik continúe.

“Yo recomiendo a este proveedor, sin duda alguna”, dice Kohlhauser.

K+S KALI GmbH

Uno de los productores líderes mundiales de productos de potasa y magnesio, extrae sal en bruto con potasa, magnesio y azufre en cinco minas en Alemania. La potasa se utiliza para producir una variedad de fertilizantes y productos primarios para aplicaciones técnicas, industriales y farmacéuticas. Fundada en 2002, en Kassel, la empresa pertenece al grupo K+S que tiene 8000 empleados.