Dear reader,
You may have noticed that we’ve changed domains from Minestories to Solid Ground online, a name that more inclusively reflects our broad range of solutions for the mining and rock excavation industries. Rest assured, you’ll still be able to read and watch the ground-breaking content you’ve come to expect. Thanks for visiting.

En el corazón del proceso

BÜDINGEN, ALEMANIA. Desde que Vogelsberger Basaltwerk modernizara su planta de procesado, instalando una nueva trituradora de reducción secundaria, la producción de basalto aumentó un 20 por ciento.

Dieter Pracht mira hacia la cantera de Büdingen-Rinderbügen y ve la carga de un camión minero. Como gerente de operaciones de Vogelsberger Basaltwerk GmbH & Co. KG (VBW) debe asegurarse de que los procesos y sistemas estén optimizados para alcanzar sus objetivos anuales de producción, actualmente entre 500 y 700 mil toneladas de basalto.

A unos 60 kilómetros al noreste de Frankfurt, VBW explota el basalto de una formación montañosa de 19 millones de años de antigüedad, Vogelsberger, la mayor región volcánica del centro europeo.

VWB produce grava, arena y otras materias primas utilizadas fundamentalmente como agregados del asfalto y el hormigón. A medida que aumenta la demanda sobre sus productos, aumenta la presión sobre la planta de procesado.

Tras más de 30 años de servicio en la etapa secundaria, la trituradora de cono S1650 de VBW alcanzó el límite de capacidad en 2016. El director general, Bernd Krempel, y Pracht comenzaron la búsqueda de un nuevo equipo con un mayor radio de reducción, que no solo aumentara la capacidad del proceso sino la calidad del producto.

En un principio, VBW quiso reemplazar la unidad obsoleta con una trituradora de cono Sandvik de la serie CH, que hubiera demandado una reducción tanto del tamaño como del volumen del material a procesar.

“No hubiera sido posible aumentar la producción manteniendo el mismo radio de reducción”, dice Krempel.

Poco tiempo después, Sandvik anunció el lanzamiento de su modelo CS550 y el diseño de la nueva trituradora interesó a Krempel y a Pracht.

“Básicamente es un híbrido de dos modelos probados, una trituradora plana de cono y una trituradora giratoria”, dice Krempel.

Con su capacidad para trabajar a mayor presión que otras trituradoras Sandvik CS y con los componentes de probada confiabilidad de esa misma serie, la CS550 se perfiló como la solución ideal para VBW.

Sandvik CS550

La Sandvik CS550 es una poderosa trituradora secundaria de cono, de gran capacidad, que ofrece precisión y calidad. Con una entrada de grandes dimensiones y una cámara de nuevo diseño, la nueva trituradora ofrece un radio de reducción un 25 por ciento mayor, con una recirculación un 50 por ciento menor para la misma calidad de producto. Ofrece una mayor flexibilidad para diferentes aplicaciones mientras que sus modernos sistemas de automatización y conectividad aseguran un funcionamiento óptimo, menores costos y mínimas intervenciones manuales.

Utilizando el software PlantDesigner –y sobre la base de datos de VBW con valores reales sobre la humedad del material, la densidad de la carga a granel y el porcentaje de arcilla– Sandvik realizó simulaciones del proceso.

“Las simulaciones fueron muy importantes para nosotros”, dice Krempel. “Las competencias de nuestras personas de contacto en Sandvik contribuyeron a nuestra confianza”.

Pero aún cuando estaba seguro de que la nueva trituradora Sandvik CS550 fuese la apropiada, Krempel admite que estaba nervioso por ser el primer usuario del modelo.

“Estamos hablando del corazón de nuestra planta, para no mencionar los costos de inversión”, dice. “Y como éramos conejillos de prueba, solo nos podían ofrecer estimados de su capacidad. Por eso estaba nervioso”.

Pracht, por el contrario, estaba más confiado.

<p>Bernd Krempel, director general de Vogelsberger Basaltwerk.</p>

Bernd Krempel, director general de Vogelsberger Basaltwerk.

<p>Vogelsberger Basaltwerk alimenta la cámara del equipo con entre 250 y 300 toneladas por hora. El material, con reducción primaria de entre 250 y 350 milímetros, es llevado en un 80 por ciento al tamaño preferido de VBW: < 32 milímetros.
</p>

Vogelsberger Basaltwerk alimenta la cámara del equipo con entre 250 y 300 toneladas por hora. El material, con reducción primaria de entre 250 y 350 milímetros, es llevado en un 80 por ciento al tamaño preferido de VBW: < 32 milímetros.

“Personalmente, no estaba nervioso”, dice. “Tenía mucha confianza. Y me decía: ‘si somos los primeros, Sandvik se ocupará muy bien de nosotros para asegurar que estos sea un éxito’. Y es lo que pasó”.

VBW puso en servicio la Sandvik CS550 en febrero de 2017 y pronto registró un notable aumento en la capacidad de la planta.

“La mayor ventaja –la que esperábamos lograr– fue el gran radio de reducción. Y una mayor fluidez del proceso”, dice Pracht. “Ahora logramos un rendimiento mejor con la presión descendente porque tenemos menos flujo de retorno. Y en comparación con los productos de los competidores, tenemos la mayor entrada de material”.

Una menor recirculación resulta en menos desgaste y tiempo de parada.

“Los costos cayeron, tanto de la trituradora como de los equipos subsiguientes, como nuestra trituradora giratoria para la producción de gravilla”, dice Krempel. “Como podemos alimentar un material más fino, los costos de desgaste y electricidad se redujeron significativamente”, explica.

La Sandvik CS550 tiene una cámara de trituración rediseñada para lograr una calidad mejorada del producto. VBW alimenta la cámara del equipo con entre 250 y 300 toneladas por hora. El material, con reducción primaria de entre 250 y 350 milímetros, es llevado en un 80 por ciento al tamaño preferido de VBW: < 32 milímetros. Pracht dice que el sistema de control de la Sandvik CS550 tiene grandes ventajas sobre el del equipo anterior. Lleva solo unos pocos pasos ajustar la trituradora a diferentes tamaños de piedra. “Ahora, en comparación, tenemos mucha más flexibilidad”, dice. Podemos adaptar el proceso más rápidamente para ajustarnos a las necesidades de nuestros clientes y satisfacer la demanda. Compramos la CS550 para producir agregados más finos. Pero con solo apretar un botón, podemos ajustar el cono y tenemos un material más grueso inmediatamente. No hay nada mejor en el mercado en este momento”.

Vogelsberger Basaltwerk

Vogelsberger Basaltwerk GmbH & Co. KG (VBW), parte del grupo empresario Dressler Verwaltungsgesellschaft mbH, procesa basalto para una variedad de grava y áridos para ingeniería civil, caminos, jardinería y paisajismo. VBW produce además mezclas de relleno naturales y de reciclaje. Sus productos están disponibles en una gran variedad de tamaños, calidades y cantidades. La empresa tiene 17 empleados, 43 hectáreas de extracción y 70 hectáreas de planta.

En dos años de operación, la confiabilidad de la trituradora sigue siendo tan importante para VBW como su productividad.

“El factor más importante era la confiabilidad, que verdaderamente necesitábamos”, recuerda. “También importa la rapidez en la respuesta, cuando surgen dudas o problemas reales. Los técnicos de Sandvik son de confiar, siempre dispuestos a escuchar y siempre accesibles. Ha sido una relación de trabajo, una colaboración, muy satisfactoria”.

Con su Sandvik CS550 en el centro de la planta de proceso, ahora más productiva, VBW busca nuevas oportunidades de optimización.

Por ejemplo su trituradora primaria que, aun operando al límite de su capacidad, apenas puede seguir el paso de la nueva trituradora a media máquina.

Pese a este cuello de botella primario, VBW ha incrementado la producción de basalto en un 20 por ciento desde la puesta en servicio de la Sandvik CS550, aun cuando opera el equipo a su límite máximo de reducción, de 24 milímetros.

“Nos ayuda a producir un producto final de calidad, con una forma muy consistente”, dice Krempel. “La Sandvik CS550 nos ofrece todo el rendimiento que necesitamos, y aún más”.